sábado, 22 de junio de 2013

De Mulas y Arrieros. (Microrrelato)

De Mulas y Arrieros. (Microrrelato)



De Mulas y Arrieros.

“Si hay alguien ahí arriba, aún no me quiere llevar…”
Así empezaba el abuelo sus historias de la guerra, logrando dejarnos siempre boquiabiertos a medio bocadillo:
“Aquella mañana preparaba la recua de mulas antes de bajar al rio, cuando se acercó Juan hablándome en voz baja. Más que sus ruegos, fue la palidez de su rostro lo que me convenció para ocupar su puesto en la trinchera. Tanto merecía él un descanso, como yo un cambio de rutina.
Fue un día tranquilo. El calor asfixiante nos brindó aquella tregua no pactada. Compartimos anécdotas, recuerdos, cigarros y silencios. Casi olvido que estábamos allí.
Un estruendo rompió nuestro sosiego. Corrimos camino abajo. Habían arrasado la ribera del rio. Con el alma rota sentí flojear mis piernas, por un instante confundí mi rostro con el de Juan, su cuerpo yacía entre los restos de aquellas pobres mulas, tiñendo de rojo el abrevadero.
Si hay alguien ahí arriba, aún no me quiere llevar, pero bien ha de saber que tengo una cuenta pendiente.”
———————————————————————
Este microrrelato (basado en hechos reales), ha participado en:

2 comentarios:

Franco Montero dijo...

Hola, muy interesante el cuento. Me gusta mucho la foto. ¿Me das permiso de usarla para una entrada en mi blog? Me comprometo a darte credito.

Franco Montero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.